Blog

Consejos para que los niños con autismo disfruten al máximo la Navidad

admin No Comments

Llegan las esperadas vacaciones navideñas y todos los niños están contando ya los días para la llegada de Papá Noel y los Reyes Magos. También esperamos días y noches de reuniones familiares, llenos de música, ruido, luces, nuevos olores, horarios más flexibles… y con ello un cambio en la rutina diaria. Para los niños con autismo estos acontecimientos pueden suponer un estrés, por lo que es importante preparar el entorno, a los familiares y al niño, para que estas navidades sean vividas desde la máxima alegría y tranquilidad.

Vamos a ver alguna de las cosas que podemos hacer para ayudar al niño con TEA a disfrutar al máximo de estas fiestas:

Anticipación. Podemos ir preparando con los niños todos los encuentros y reuniones que vayamos a hacer. Para ello podemos hacer un calendario semanal, marcando los días que se va a celebrar alguna cena o comida y cual va a tener una rutina “normal”. Marcando aquellos días tan importantes en los que llegará Papá Noel o los Reyes Magos. Saber que va a pasar les va a dar mucha seguridad.

También hay aplicaciones para móvil o tablet, como la creada por La Fundación Orange y BJ Adaptaciones para personas con autismo o problemas de comunicación. Os dejo el enlace por si queréis conocerla: http://www.fundacionorange.es/aplicaciones/dia-a-dia/

También podemos mostrar fotos de las personas que va a ver cada día, recordando los nombres y el parentesco. Pedir ayuda. A tus familiares, amigos… para que conozcan las necesidades del niño y así  cuando tú estés ocupado sepan qué juegos y estímulos son los que le gustan a tu hijo. Introduce nuevos olores o sonidos gradualmente durante estas semanas. Puedes añadir canela, café, cacao poco a poco en algún juguete o plastilina. Así como poner música navideña, subiéndole el volumen progresivamente, para que cuando lleguen los días de más ruido ya estén más acostumbrados. Si el ruido siguiera siendo un estresante muy fuerte para el niño, podemos ofrecerle unos cascos o auriculares para aislar tanto sonido.

Lo mismo para las decoraciones y luces navideñas, colocarlas poco a poco y sin demasiados adornos que puedan caerse fácilmente. Si en la calle o en los centros comerciales le molesta mucho todos los estímulos visuales le podemos ayudar con unas gafas de sol y evitando ir a los lugares más estresantes.

Aunque se elaboren nuevas recetas y platos deliciosos, quizás no es el mejor momento para pedirle que pruebe nuevos sabores y alimentos, ya que son días con demasiados cambios,

Hacer actividades navideñas juntos, envolver regalos, montar el árbol de navidad, preparar la mesa… También puedes asignarle tareas, como repartir las cucharillas de postre o que sea el encargado de echar el azúcar en el café. Pasar el mayor tiempo posible juntos, dejando que el niño tome la riendas del juego, introdúcete en su mundo, viviendo también las fiestas a través de su mirada.

Esperamos que estos pequeños consejos sean de gran ayuda y que disfrutéis de cada momento junto vuestros hijos.