Día internacional del DAÑO CEREBRAL ADQUIRIDO

Día internacional del DAÑO CEREBRAL ADQUIRIDO

admin No Comment
Blog

Cada 26 de Octubre se celebra el día internacional del Daño Cerebral Adquirido, para que la sociedad conozca más sobre las situaciones de los afectados y sus familiares. Nosotros también queremos que conozcáis un poco más sobre él.

El daño cerebral adquirido es cualquier lesión que se produce en las estructuras cerebrales de manera repentina en personas que han nacido sin ningún tipo de daño. Se caracteriza por su aparición rápida y por el deterioro neurológico que sufre la persona respecto a su situación anterior, lo cual afecta a su capacidad funcional y su calidad de vida. Estos síntomas que presenta la persona van a depender del área afectada del cerebro y de la gravedad de la lesión.

La principal causa de daño cerebral en adultos es el ictus, seguida de los traumatismos craneoencefálicos y enfermedades como tumores cerebrales, anoxias o infecciones cerebrales.

El ictus, también conocido como accidente cerebrovascular, se produce por alteraciones de la circulación sanguínea del cerebro de forma súbita, dejando una región cerebral sin el aporte de oxígeno y nutrientes necesarios. El daño cerebral que se produce va a depender del tiempo que dura este trastorno (sin aporte de oxígeno y nutrientes) y la zona que se haya visto afectada.

Los ictus se clasifican en isquémicos, los cuales se producen por una interrupción de flujo sanguíneo en una zona del cerebro, o ictus hemorrágicos, causados por una hemorragia que ocurre al romperse algún vaso sanguíneo en el cerebro.

En España, cada año, unas 120.000 personas sufren ictus, de los cuales aproximadamente la mitad tienen secuelas que limitan su capacidad funcional. Aunque esta cifra ha disminuido en los últimos años debido a las medidas de prevención, como el control de la hipertensión, se espera que su incidencia aumente en los próximos años un 27% según los datos de la Sociedad Española de Neurología (SEN). Esto se debe a diferentes motivos como, por ejemplo, el envejecimiento de la población española, ya que hay una relación directa entre el riesgo de sufrir un ictus y la edad de las personas que lo sufren.

Sin embargo, la causa de daño cerebral adquirido en la población infanto-juvenil es el traumatismo craneoencefálico, con más del 90% de los casos. En estos casos principalmente, cabe destacar la importancia de la familia, ya que son los que le proporcionan los cuidados principales al niño y pasan la mayor parte del día con ellos.

La rehabilitación en este tipo de pacientes es fundamental y debe ser:

  • Temprana: es importante comenzar la rehabilitación lo antes posible, para así optimizar el proceso inicial de recuperación espontánea y aumentar la posibilidad de recuperación final.
  • Individualizada: pensando en las características y necesidades de cada paciente con objetivos personalizados.
  • Intensiva: el tratamiento debe tener un ritmo de trabajo que se ajuste a las necesidades y capacidades del paciente.
  • Interdisciplinar: debido a que normalmente están afectadas múltiples áreas se necesita una intervención de diferentes profesionales para que trabajen de forma coordinada y conjunta abarcando las necesidades del paciente. Las secuelas por daño cerebral adquirido se deben tratar de manera global, se necesita comprender y rehabilitar a la persona en su totalidad, para obtener resultados verdaderamente útiles para los pacientes y sus familiares.

Antes de comenzar un tratamiento para el paciente que ha sufrido un daño cerebral es importante que se realice una valoración por los diferentes profesionales para conocer las secuelas reales que presentan. Durante las dos reuniones semanales que se realizan en nuestro centro, se ponen en común la valoración de cada área, el planteamiento de objetivos individualizado, los planes de intervención y el progreso de cada paciente. Este formato de trabajo permite compartir una metodología de intervención y adquirir conocimientos y habilidades de otras disciplinas afines a nuestra práctica clínica para proporcionar un servicio de calidad. Además, facilita la coordinación de los profesionales y aumenta la fluidez en la comunicación entre terapeutas y familiares, siempre con el fin de promover la funcionalidad y autonomía del paciente, mejorando así su calidad de vida y la de sus familiares.

El objetivo principal de los programas de rehabilitación busca la participación activa e integración social de los pacientes. El equipo interdisciplinar interviene en todos los ámbitos (físico, sensorial, psicológico, educativo, del lenguaje, etc.) e informa y orienta a los familiares de los pacientes. Trabajar en un equipo interdisciplinar aumenta la motivación de los profesionales ya que constantemente se están enfrentando a diferentes situaciones en el tratamiento del DCA.

Además, como el entorno natural de un niño son la casa y la escuela, nuestro equipo establece tutorías con los familiares, profesores y terapeutas para favorecer la realización de planes de intervención adecuados a cada proceso de aprendizaje.

El equipo de Neuralba lo formamos logopedas, fisioterapeutas, terapeutas ocupacionales y neuropsicólogos, todos especializados en el área de la neuro-rehabilitación. Cada uno tiene diferentes funciones según las secuelas de cada paciente, sin embargo, los diferentes miembros del equipo incorporan a su práctica conocimientos y estrategias de los demás, intentando en todas la áreas apoyar, además de nuestros propios objetivos, los objetivos de las demás. A continuación definimos brevemente las diferentes áreas de intervención.

  • Terapeuta ocupacional: mediante técnicas, métodos y actividades aplicadas con fines terapéuticos previene y mantiene la salud, y favorece la restauración de la función para conseguir independencia y reinserción. El terapeuta ocupacional trabaja en las actividades de la vida diaria (AVD), como son la independencia en el vestido, alimentación, movilidad, transferencias, control de esfínteres, baño e higiene personal, juntos a habilidades y destrezas de motricidad fina y cognitivas, entre otras muchas.

  • Logopeda: se encarga de la prevención, detección, evaluación, diagnóstico, tratamiento y rehabilitación de las áreas de la comunicación humana y sus alteraciones. Tratando principalmente lenguaje, habla y comunicación, así como en alteraciones en las funciones orales no verbales (respiración, succión, masticación y deglución). También se encarga de trastornos de la voz y fluidez, trastornos de lecto-escritura y alteraciones a nivel auditivo.

  • Neuropsicólogo: utiliza el conocimiento neuropsicológico en la evaluación, diagnóstico, tratamiento y/o rehabilitación de pacientes neurológicos, así como otras alteraciones cognitivas, emocionales, conductuales o del aprendizaje. El neuropsicólogo normalmente rehabilita las áreas más afectadas (orientación, percepción, atención, memoria, lenguaje, función ejecutiva, etc). No obstante, el campo de la neuropsicología abarca también los trastornos del estado de ánimo (depresión y ansiedad), trastornos psicóticos y de la personalidad.

  • Fisioterapeuta: utiliza el conjunto de métodos, actuaciones y técnicas que, mediante la aplicación de medios físicos, previenen, recuperan y adaptan a personas afectadas a nivel sensorio-motor. Los fisioterapeutas se encarga de normalizar el tono, mejorar el control motor (tronco, cabeza…), mejorar posiciones intermedias, trabajar la manera de desplazarse (reptación, marcha, gateo), mejorar la calidad de la marcha, mejorar la estabilidad escapular y pélvica, evitar contracturas y deformidades, entro otras muchas.

 

Fátima Jaldo Asenjo

 Colg. 29-7742

Fisioterapeuta de Neuralba Centro de Neurorehabilitación Integral

Bibliografía:

http://www.sen.es/

https://fedace.org/dano-cerebral-adquirido.html

https://www.adacen.org/blog/index.php/la-importancia-de-la-rehabilitacion-en-dano-cerebral/